La fortaleza de Santa Bárbara ofrece unas vistas impresionantes de las aguas del Caribe.

La Fortaleza de Santa Bárbara en Trujillo, en la costa caribeña

El punto fuerte que luchó contra los asaltantes ingleses y los piratas franceses acoge hoy en día a visitantes de todo el mundo.

14 de diciembre de 2020

Trujillo fue el primer lugar de América Central que visitó Cristóbal Colón. Cuando encontró que el agua de aquí era muy profunda, llamó a la zona "Honduras," de la palabra "hondo."

Aparte de la profundidad del agua, Colón reconoció el valor estratégico de este sitio como puerto natural. Protegido por una península y por las Islas de la Bahía de Honduras, constituye el lugar perfecto para albergar buques.

Una generación después, este lugar fue el cuartel general de Cristóbal de Olid, un conquistador enviado por Hernán Cortés para tomar el control de la costa. Cuando Olid se rebeló contra Cortés, el marqués envió a Francisco de las Casas para suprimir al caudillo y reponer la autoridad real.

Una estatua de Cristóbal Colón mira hacia el Golfo de Honduras.

Las Casas terminó decapitando a Olid después de que las tropas de este último se volvieran contra su comandante renegado. Las Casas, que nació en Trujillo, España, dio al asentamiento el nombre de su lugar de nacimiento.

Una manada de delfines en el Golfo de Honduras

Haciendo kayak en una laguna cerca de Trujillo

Después de esta disputa entre los conquistadores, Trujillo se convirtió en una ciudad portuaria multiétnica de la Nueva España. La sociedad se organizó según la herencia y el lugar de nacimiento, con una meticulosa categorización de cada posible mezcla racial.

Una playa caribeña de arena blanca y agua clara, Trujillo, Departamento de Colón

La fortaleza de Santa Bárbara protegió la ciudad portuaria durante varios siglos peligrosos. Los corsarios ingleses asaltaban los asentamientos en todo el Mar Caribe, mientras que los piratas franceses también buscaban presas fáciles entre las comunidades costeras.

En varias ocasiones, unas pocas balas de cañón bien colocadas desalentaban a los atacantes de sus designios, mientras que ocasionalmente las autoridades locales tenían que activar la milicia de la ciudad para combatir a los invasores.

Hoy en día, la ciudad de Trujillo ofrece una amplia gama de deportes acuáticos y actividades de playa. Los hoteles están bien equipados para atender a las familias o las convenciones, mientras que numerosos restaurantes ofrecen una gran variedad de opciones. Las frutas frescas y los mariscos de la zona se combinan en delicias culinarias.

El centro turístico de Trujillo, Honduras

La fortaleza de Santa Bárbara, Trujillo, Honduras

Nicole Luedke

Nicole Luedke

Tegucigalpa.com, SPS.HN

Productor

Ir arriba