Monterrey invierte en la seguridad de sus habitantes

La capital de Nuevo León ha desarrollado una estrategia holística que combina tecnología, programas sociales y profesionalismo de la policía

Comando y control en la sede de la policía en Monterrey, Nuevo León
Brian Lüdtke

Brian Lüdtke

Fundador y productor, Monterrey.MX

22 de octubre 2019

En las últimas semanas en México, varios incidentes de alto perfil han destacado los temas relacionados con la seguridad y el crimen. La inseguridad puede tener un impacto devastador en cualquier sociedad, ya que altera todos los aspectos de la vida familiar y la actividad económica.

En Monterrey, las autoridades municipales se esfuerzan por mejorar la seguridad.  Estos esfuerzos se dividen en objetivos como equipar a la policía con tecnología moderna, alzar la integración policial en la comunidad, mejorar el profesionalismo y la integridad de la policía, y hacer progresos en las condiciones sociales de los barrios.
Un logro de los últimos años es la instalación de cámaras de videovigilancia.  Esta evolución tecnológica forma parte integral del paradigma moderno del “Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo,” o C4.    La ciudad de Monterrey ha desarrollado su C4 como un centro neurálgico organizacional que permite una respuesta eficaz y rápida — basada en datos concretos en tiempo real — a cualquier amenaza.

Un policía de Monterrey habla con un niño regiomontano

El sistema dispone de unas 2,000 cámaras en 600 puntos diferentes de la ciudad. Un sistema interno tiene su propia red de cables de fibra óptica. Cientos de pantallas son monitoreadas día y noche por unos 60 analistas.

Las ubicaciones de las cámaras fueron elegidas por una variedad de consideraciones. Algunos lugares representan lugares de delitos frecuentes o accidentes de tráfico. Algunos son puntos estratégicos donde los delincuentes buscarían huir después de cometer un crimen.

Egresados de la Academia de Policía de la ciudad de Monterrey

Un policía de mostrando su motocicleta a un niño

El alcalde de Monterrey entrega vehículos todo terreno a la policía

Una presentación informativa con escolares regiomontanos

El C4 coordina estrechamente con la estación de despacho de la policía. Las unidades policiales más cercanas responden de inmediato a los sitios de actividades sospechosas.  Los policias llevan tabletas electrónicas para conectarlos con información del C4 y bases de datos digitales.

La vigilancia electrónica sofisticada constituye solo un elemento en una campaña integral y moderna por la seguridad. Los datos y las estadísticas sobre crímenes ofrecen perspectivas sobre la actividad delictiva. Por ejemplo, ciertos vecindarios con tasas de delincuencia relativamente significativas podrían ser buenos lugares para inversiones sociales. Tales proyectos podrían ayudar a mejorar la estabilidad y las oportunidades para los niños y las familias. Del mismo modo, las celebraciones en ciertos momentos o lugares podrían acompañar un aumento de crímenes y justificar una atención especial.

En efecto, ningún programa de lucha contra el crimen puede confiar en un solo elemento. Por el contrario, la política gubernamental debe basarse en una estrategia integral y holística. Por ejemplo, la policía debe ser profesional y honesta. En este contexto, la municipalidad de Monterrey pide a los ciudadanos que señalen cualquier caso de corrupción por una línea telefónica directa.
El año pasado, la ciudad equipó a su fuerza policial con ocho nuevos vehículos todo terreno. Estas herramientas extienden la capacidad de la policía para moverse rápidamente en áreas sin carreteras. Estas zonas incluyen planteles universitarios, el Parque Río La Silla y otras áreas turísticas en el centro de la ciudad.

En este momento, existe un gran debate en México sobre si el gobierno debería intentar desmantelar agresivamente las organizaciones criminales.  Un gran esfuerzo para destruir el crimen organizado podría mejorar la libertad y la seguridad de la sociedad a largo plazo, pero conllevaría violencia y pérdida de vidas a corto plazo. Entonces el presidente y sus partidarios rechazan esta estrategia.  

Por otra parte, la pasividad podría minimizar la matanza a corto plazo, mientras ella socava la paz a largo plazo. Por lo tanto, otros no están de acuerdo con el gobierno federal.  Es necesario elegir entre prioridades, pero ambas perspectivas tienen aspectos negativos.

Las preguntas incluyen: “¿Debería el individuo estar preparado para sacrificar su propia vida para proteger su país?” o bien, “¿Por qué ciudadanos honestos tendrían que morir para neutralizar la amenaza que plantea un criminal?”

Una caseta móvil de vigilancia de la policía

Una caseta móvil de vigilancia de la policía

Para obtener más información sobre este tema, visite el sitio oficial del municipio de Monterrey, que fue la fuente de varias de estas fotos.
Scroll to Top